Misión de Imaginarium

La misión de imaginarium

Trabajamos para que los niños sean felices y conscientes de su felicidad

Cuando se trata de poner en marcha la conceptualización, diseño y desarrollo de un juguete lo tenemos claro. La misión de Imaginarium es dar soluciones de juego adaptadas a los intereses, necesidades y etapas de aprendizaje de los más pequeños. Todo ello para que los niños puedan crecer aprendiendo y construyendo valores y ser así más conscientes de su felicidad.

 La misión de Imaginarium y la consciencia de la felicidad

Con nuestra misión buscamos que los niños desarrollen su potencial y conozcan la satisfacción que proporciona conseguir los retos que se plantean. Asimismo, los productos de la marca Imaginarium evolucionan al igual que lo hace la sociedad. De esta manera, Imaginarium crea el juguete educativo del S.XXI. Un juguete que persigue el aprendizaje a través de la experimentación, la sensorialidad y el juego creativo.

Desarrollo social de los más pequeños

Los juguetes Imaginarium también buscan un desarrollo social. Esto se consigue mediante el contacto con otros niños, la empatía y la estimulación del pensamiento crítico. Como resultado tendremos niños con gran competencia social, más habilidosos para enfocar la vida y ser más felices.

Con este fin, las colecciones de Imaginarium dan una dimensión adicional al juguete mediante ocho marcos mentales. Estos marcos mentales son áreas de interés que sintetizan los momentos de juego que puede vivir cada niño.

Las colecciones se encuentran clasificadas en ocho momentos vitales: Muévete, Descubre, Expresa, Supérate, Imagina, Momentazos, Verano y Bienvenido al mundo.

Esta división propone una fórmula lúdica basada en el protagonismo del tiempo libre, las relaciones sociales, la superación de retos y la estimulación creativa. Todo ello, en un contexto social donde las opciones 2.0 empiezan a ser motivo de inquietud para los padres.

Los marcos mentales están ligados a un tipo de juego multisensorial que va más allá de nuestros cinco sentidos. Estos juegos multisensoriales nos llevan a experimentar otros sentidos a otros como la temperatura, la orientación, el sentido del equilibrio y el kinestésico. Así conseguimos que los niños disfruten mucho más del juego utilizando sus 9 sentidos.

Responsabilidad social corporativa de Imaginarium

Finalmente, Imaginarium siempre ha estado comprometido con la infancia. Por ello, continuamente se esfuerza en conseguir que el juego sea un derecho al alcance de cualquier niño, sea cual sea su situación social o económica. En definitiva, también es misión de Imaginarium desarrollar acciones de Responsabilidad Social para que todos los niños jueguen más y mejor y crezcan más felices.